No soy partidaria del autobombo. De hecho, casi siempre se me ha dado mejor promocionar a los demás que a mí misma. No porque yo me quiera poco, ni valore mi trabajo. Sino porque me educaron cristianamente en la enseñanza de no permitir que mi mano izquierda sepa lo que hace la derecha, y quizá se me haya quedado algo de todo eso. Pienso que para bien.

Hasta hace bien poco, a los arquitectos, por algún tipo de juramento hipocrático que desconozco, se nos tenía prohibida la promoción. Pienso que, porque de alguna manera, tampoco era necesaria. Hasta no hace mucho, un arquitecto era un profesional suficientemente prestigioso como para no tener ocupada su cabeza con asuntos tan baladíes como hacer páginas web o publicar anuncios en Google.

Eso, sumado al hecho de que gran parte de la sociedad desconoce qué competencias nos corresponden, y que las figuras más reconocibles del panorama arquitectónico patrio son tachados de “sacacuartos”, genera un problema importante de partida agravado con la coyuntura de crisis actual.

Somos muchos ya. 50,000, según comentó Lorenzo Barnó el otro día en el programa. La oferta es superior a la demanda. El año pasado, el Colegio de Arquitectos de Murcia visó aproximadamente 250 proyectos de 250 arquitectos, imagino que viviendas unifamiliares encargadas por algún familiar. No mucho más (bueno, en mi caso, un Panteón, una “casita final”, https://www.dezeen.com/2014/05/08/concrete-steel-mausoleum-murcia-martinez-vidal/. Me salvó mi proyecto formativo en Academia Cimbra y algunos proyectos de urbanismo y rehabilitación.

Tenemos que cambiar nuestra actitud y mirar a otros gremios ¿Cómo actúan los peluqueros, los fruteros? ¿Se devoran unos a otros? ¿O solo intentan hacer su trabajo lo mejor posible, atendiendo a las necesidades del cliente e intentando que quede satisfecho?

No creo que a un buen hombre de 80 años le traten de peinar con una cresta, porque es tendencia, o que un verdulero sólo venda naranjas, porque son mejores para la salud que las demás frutas. Hay quienes se especializan. Cada uno busca su público, su nicho, su barrio.

| Con la intención de que el ciudadano medio sepa a qué nos dedicamos, ha nacido “Pon Un Arquitecto en Tu Vida”. Una sección de Metrópolis FM en “Ahora en Adelante”, el programa de Paco García, que trata de darnos a conocer, promocionar nuestras virtudes y, sobre todo, atender a cuestiones de interés general.|

Hasta ahora hemos contado con entrevistados como Patricia Reus, Lorenzo Barnó, Miguel Ángel Díaz Camacho, Carlos Rubio Carvajal (de Rubio y Álvarez-Sala), y en breve hablaremos con Paloma Sobrini, Maria José Peñalver, Manuel Clavel y Édgar González.

Hemos cuestionado la adecuación del río, el soterramiento del AVE, cómo diseñar un espacio comercial, la relación docente-alumno, lo necesaria que resulta una mentalidad sostenible y no dañina con el medio ambiente, lo importante que puede resultar tener un blog, y siempre en un ambiente de confianza y corporativismo.

A mis compañeros les animo a que escuchen el programa para que puedan aprender de otros colegas de profesión, especializados en sus ámbitos, y con muchas ganas de enseñar y compartir conocimientos. A los demás, les animo a llamar al consultorio previo de preguntas y a interesarse por la Arquitectura, que forma parte de sus vidas. A continuación os indico el enlace de la página oficial con el ánimo de que participéis y la difundáis, porque es justo y necesario: http://martinez-vidal.com/radio-arquitectura-pon-un-arquitecto-en-tu-vida/

Tratemos de que nadie tenga que preguntarse por qué motivo tiene que poner un Arquitecto en su vida.