Arquitecturas anónimas | Valorar sin divinizar

| Ni es de 2014, ni de EEUU, ni de una Expo. Es Valencia, años